Click on the picture / pulsa sobre la fotografía

Feo Flip (Haría, 1984) siempre quiso ser dibujante. “En vez de golosinas, a mi madre le pedía cómics porque me duraban para siempre”, cuenta. No leía el texto, sólo miraba los dibujos y guardaba el tebeo debajo de la cama. Tomó la costumbre de copiar las figuras de Spiderman y de Goku, para luego empezar a dibujar sus propios muñecos y jugar con ellos. Hoy se gana la vida pintando murales y participando en encuentro de arte urbano.  (Diario de Lanzarote)