Click on the picture / pulsa sobre la fotografía

Sebastien Waknine (Londres, 1982) combina dos referentes separados entre sí por miles de años. Por un lado, el gusto por las culturas ancestrales y por otro enlaces con los pioneros del grafiti, del expresionismo abstracto y del Art Brut. A partir de ahí,  crea su propio olimpo de dioses, héroes y demonios, entre humanoides y zoomorfos, que le sirven para enfrentar ideas extremas tales como el apocalipsis y la redención, la vida y la muerte o el horror y la ternura.